Seleccionar página

¿Te has preguntado alguna vez por qué es esencial contar con un experto en dolor orofacial en una clínica? ¡Aquí te lo contaré! 

 El Rol del Especialista en Dolor Orofacial 

El manejo del dolor orofacial es un área compleja y única que requiere conocimientos y habilidades especializadas en diferenciar dolor desde agudo hasta el crónico,  pasando por todos los matices que esto conlleva. 

El odontólogo que se especializa en dolor orofacial es capaz de identificar y tratar una amplia gama de condiciones que pueden causar molestias en la región orofacial, como trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), neuralgia del trigémino, cefaleas de origen dental y mucho más. 

Recuerda que los odontólogos especialistas en dolor orofacial abarcan un comportamiento biológico, psicológico y social de acuerdo a la descripción primaria de la especialidad. 

Sin embargo, ten en cuenta que hoy ese concepto se ha ampliado y se incluye la epigenética, la cúal ha sido un gran cambio en el futuro abordaje de tus pacientes.

Esta parte del enfoque ha sido un avance dado por la definición actual de dolor (IASP, 2020). 

«El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a una lesión real o potencial o descrita en los términos de dicha lesión»  

Tiene seis puntos muy importantes que deben contemplarse en la definición y son los siguientes:

  1. El dolor es una experiencia personal que está influenciada por diferentes factores como la biología, los factores psicológicos y sociales.

  2. El dolor y la nocicepción son conceptos diferentes y no se pueden inferir a partir de la actividad de las neuronas sensoriales.

  3. Las personas aprenden el concepto de dolor a lo largo de la vida y de las experiencias a las que han estado y no están expuestos.

  4. Todo dolor reportado por un paciente debe ser entendido como dolor y aceptado y respetado.

  5. El dolor cumple con un rol adaptativo en muchas ocasiones, sin embargo puede tener efectos adversos tanto en la función como en la interacción social y psicológica.

  6. La descripción verbal del dolor, es solo una parte del comportamiento del paciente para expresarlo y comunicarlo. La inhabilidad o incapacidad para poder comunicar o expresar la experiencia de dolor no exime la posibilidad que esté sintiendo dolor. Esto es válido para humanos y animales.

Teniendo en cuenta esta definición podemos entender por qué la epigenética es fundamental en entender el dolor “ajeno y personal”. 

Pero qué es la epigenética? La epigenética hace referencia a los cambios que ocurren a nivel genético sin que afecten la secuencia del ADN, como pueden ser la edad, el medio ambiente, el ejercicio y la exposición al sol entre muchos otros. 

¿Y que tiene que ver esto con el dolor? Pues mucho. Imagínese poder reconocer cambios específicos que permitan prevenir o entender mejor una enfermedad. 

Podemos decir que básicamente la epigenética que compromete o perpetúa el dolor está en relación con:

  1. Dieta y nuevas formas de comer

  2. Lugar de residencia y/o de trabajo

  3. Tratamientos farmacológicos o ingesta de drogas de diversión

  4. Hábitos no saludables, como por ejemplo: excesos de pantalla sea computador, celular o tabletas; malas posiciones en el trabajo o casa.

Con esto solo se muestra como el odontólogo dedicado al manejo del dolor orofacial no solo mira boca, dientes, tejidos de soporte, sino debe investigar entorno personal, familiar y psicosocial. 

En muchas ocasiones conlleva un aspecto de manejo médico más que odontológico, permitiendo un abordaje integral y eficaz del dolor en esta área.

¿Qué es el Dolor Orofacial?

El dolor orofacial va más allá de una simple molestia dental; es un desafío complejo que abarca la integridad del ser en su totalidad. Es un dolor que en términos generales se puede considerar una patología en sí. 

Dolor crónico no es un síntoma solamente, es considerado hoy una enfermedad, con sus consecuencias y necesidades específicas. Es un dolor que va más allá del tiempo normal de cicatrización o de curación y persiste por encima de 3 o 6 meses. Conlleva un compromiso psicológico muy importante como puede ser ansiedad, miedo, depresión, catastrofización o terror.

Este dolor puede tener múltiples manifestaciones clínicas, desde trastornos de la articulación temporomandibular (ATM), neuralgia del trigémino, procesos inflamatorios, procesos oncológicos, comorbilidades hasta cefaleas de origen dental, afectando no solo la salud de los dientes, el periodonto o la pulpa dental, sino también la calidad de vida del paciente.

 

El Rol del Especialista en Dolor Orofacial: Un Maestro en el Arte del Diagnóstico y Manejo del Dolor

Imagina tener en tu equipo a un odontólogo especializado en dolor orofacial, un verdadero maestro en el arte del manejo del dolor. Estos profesionales no solo identifican la fuente del dolor, sino que también diseñan estrategias de tratamiento adaptadas a las necesidades únicas de cada paciente, basados en evidencia científica aplicada a la clínica. 

Su enfoque va más allá de lo dental, abarcando aspectos médicos y considerando el comportamiento biológico, psicológico y social de cada individuo.

Normalmente el especialista de dolor orofacial trabaja como parte de un grupo multidisciplinar. Son parte esencial dentro de una clínica de dolor y en muchas ocasiones son los encargados de derivar al paciente entre especialidades o incluso de liderar las mesas clínicas de su centro. 

La razón de ello es que el paciente necesita que se maneje en conjunto para evitar sobredosificaciones de medicamentos, de ejercicios físicos, de información contraindicada de los especialistas y en general de manejar un plan en común que de certeza y claridad al paciente y su entorno.

¿Que Manejan estos especialistas?: Desde lo Agudo hasta lo Crónico

Este experto no teme enfrentarse a lo desconocido. Desde dolores agudos que requieren una respuesta rápida hasta casos crónicos que exigen una comprensión profunda, el especialista en dolor orofacial se convierte en el aliado indispensable para abordar cada situación. La epigenética, un cambio monumental en el abordaje del dolor también está en su radar, asegurando que tu práctica esté siempre a la vanguardia.

Maneja desde un dolor dental hasta un dolor intolerable como es una neuralgia del trigémino, una cefalea en salvas o una cefalea tensional.

 

Cualidades del Especialista en Dolor Orofacial: Más Allá de lo Convencional

¿Qué hace único a este especialista? Este tipo de odontólogo es generalmente una persona empática y carismática. Aprende a entender que el dolor del paciente acaba cuando sale de la consulta pues la carga psicológica de cada paciente puede llegar a ser muy alta para el profesional. Debe aprender una habilidad muy importante y es oír y entender el lenguaje no verbal. La pregunta es su mayor virtud y dejar expresarse a su paciente su mayor don. 

Su habilidad para personalizar cada tratamiento, su visión integral que va más allá de lo superficial y su capacidad para liderar la colaboración multidisciplinaria. 

Este profesional no solo transforma sonrisas; también mejora la calidad de vida de los pacientes de una manera que va más allá de lo imaginable.

Necesidad de su Presencia en la Clínica 

Contar con un odontólogo especializado en dolor orofacial en tu clínica aporta beneficios enormes. Estos son algunos motivos clave:

  1. Diagnóstico Preciso: Gracias a su formación específica, el especialista puede realizar diagnósticos más precisos y elaborar planes de tratamiento adecuados para cada paciente. 

  2. Tratamiento Personalizado: El manejo del dolor orofacial requiere un enfoque personalizado. El especialista puede adaptar terapias y abordajes según las necesidades únicas de cada paciente.

  3. Colaboración Multidisciplinaria: Muchas veces, el dolor orofacial es el resultado de diversas causas. La colaboración con otros profesionales de la salud, como neurólogos y fisioterapeutas, es fundamental, y el odontólogo especializado en dolor orofacial puede liderar esta coordinación. 

  4. En el complejo panorama de la salud, la colaboración es clave. Un odontólogo especializado en dolor orofacial se convierte en el líder natural de esta colaboración multidisciplinaria. 

  5. Imagina dirigir la coordinación con neurólogos, psicólogos, neumólogos y fisioterapeutas para crear un enfoque integral y efectivo 

  6. Reputación sólida de la clínica como centro de referencia.  Se trata de construir una reputación sólida y duradera que trasciende las expectativas del colega que confío en ti a su paciente y del paciente que viene buscando tu ayuda y comprensión. 

Tu clínica se convertirá en el epicentro donde expertos se unen para ofrecer lo mejor a los pacientes. Esta colaboración de alto nivel no solo mejora la calidad de la atención, sino que también construye una reputación sólida para tu clínica como un referente en el ámbito de la salud.

 

  1. Referente en la ciudad Ser reconocido como un referente en dolor orofacial no solo fortalece tu posición en la comunidad médica, sino que también establece tu clínica como el destino preferido para aquellos que buscan una atención integral y experta. 

  2. Vanguardia en Investigación: Transformando Conocimiento en Acción

La odontología avanza a un ritmo vertiginoso, y los avances en investigación no deberían quedarse en el ámbito teórico. Los constantes avances en investigación en el campo del dolor orofacial deben traducirse en prácticas clínicas. 

  1. Tratamientos basados en evidencia aplicados a la clínica Imagina ofrecer a tus pacientes tratamientos basados en la última investigación disponible. 

Ser pionero en nuevas técnicas y tecnologías (escaneó facial, apps para monitorizar sueño, ronquidos, respiración entre muchos otras ) no solo mantiene tu práctica a la vanguardia, sino que también demuestra un compromiso continuo de la excelencia y el progreso.

  1. Mejora de la Calidad de Vida: Al abordar de manera efectiva el dolor orofacial, se mejora la calidad de vida de los pacientes, permitiéndoles disfrutar de sus actividades diarias sin molestias.

  2. Posicionamiento dentro de tus pares de salud: Al tener un especialista y trabajar en un entorno clínico, los colegas de salud encontrarán el colega que les estaba haciendo falta, para poder apoyar al paciente a su mejor resolución del dolor.

  3. Enfoque Personalizado: La Clave para Desbloquear Soluciones Únicas

El dolor orofacial no sigue un guión preestablecido; es una experiencia única para cada paciente.

Aquí es donde un odontólogo especializado en dolor orofacial entra en juego, ofreciendo un enfoque completamente personalizado.

Imagina poder adaptar terapias y abordajes según las necesidades únicas de cada individuo. Un tratamiento personalizado no solo optimiza los resultados, sino que también construye una conexión más fuerte con tus pacientes. 

Después de todo, no hay dos sonrisas iguales, y tampoco debería haber dos enfoques de tratamiento idénticos.




Conclusiones

En resumen, la presencia de un odontólogo especializado en dolor orofacial en tu clínica no solo enriquece la oferta de servicios, sino que también garantiza una atención integral y efectiva para los pacientes que sufren de molestias en esta área. ¡Juntos, podemos aliviar el dolor y devolver sonrisas radiantes! 

La incorporación de un odontólogo especializado en dolor orofacial no solo es una decisión inteligente para tu clínica, sino que también marca la diferencia en la experiencia de tus pacientes y solidifica tu posición como un líder en el mundo de la odontología. ¡Haz de tu clínica un faro de innovación y cuidado integral! 

Con un especialista en dolor orofacial en tu equipo, los avances se traducen directamente en prácticas clínicas vanguardistas. El especialista está al tanto de las últimas tendencias de diagnóstico, manejo y cuidado que puede incorporar en la atención a los pacientes.

Sí, este es un tema que te interesa, síguenos para más en mis redes

Facebook e Instagram @patricia.schiemann 

Linkedin: Patricia Schiemann

 

Si deseas comentarnos algo, o estás interesado en una mentoría o curso sobre un tema escríbenos:  Pschiemann10@gmail.com